El Facility Manager, un protagonista clave de la estrategia RSC

El desarrollo de una estrategia de responsabilidad social y medioambiental ya es indispensable para las empresas. El cambio climático, la crisis energética, el aumento de las renuncias y las preocupaciones de los inversores les obligan a pensar una nueva organización del trabajo.
Los Facility Managers disponen de las habilidades y tienen las herramientas necesarias para afrontar estos retos. Su papel es fundamental en la aplicación de las estrategias RSC.

El Facility Manager afronta el reto de la sobriedad energética

La responsabilidad social corporativa (RSC) sugiere la integración de las preocupaciones sociales y medioambientales en los planes estratégicos. Este contexto impulsa a los actores económicos a implementar acciones especificas para reducir sus impactos energéticos. El Facility Manager se sitúa en el centro de la batalla.

Según un informe de la Comisión Europea sobre la eficiencia energética de los edificios, estas estructuras son responsables del 40% del consumo energético de la Unión Europea. Además, producen el 36% de las emisiones de gases de invernadero de la zona, teniendo en cuenta la construcción, el uso, la renovación y la demolición de los edificios. Por lo tanto, el impacto medioambiental es muy elevado.

En este contexto, el Facility Manager desempeña un papel fundamental. Regula una gran cantidad de actividades que tienen un impacto considerable en los costes medioambientales y energéticos de los espacios de trabajo:

  • Control de la calefacción y el aire acondicionado 
  • Control de la ventilación
  • Control de la iluminación
  • Control del consumo de agua
  • Detección y anticipación de averías
  • Gestión eficiente de los consumibles, sin desperdicios.
 

Las nuevas tecnologías IOT ayudan también a reducir el impacto medioambiental y energético de las oficinas. Las empresas recurren cada vez más a este sector para reducir sus emisiones contaminantes y detectar ahorros. 

«  La combinación de una plataforma de gestión de instalaciones como la nuestra, con los objetos conectados y los datos puede optimizar el perfil de RSC de un edificio y transformarlo en un edificio inteligente. Por ejemplo, la iluminación puede controlarse para que sólo se encienda con el nivel de intensidad adecuado y sólo cuando los ocupantes estén presentes, si no hay suficiente luz natural. De este modo, la iluminación se gestiona de forma optimizada, lo que se traduce en un ahorro de energía y una ausencia total de gastos. »

Patrick Tavaris
Présidente MoveWORK

La función central del data management

Se puede adoptar un enfoque similar para ejercer un control inteligente sobre los distintos equipos de una estructura. Esta sinergia reduce considerablemente los costes y genera importantes beneficios medioambientales.

Basándose en la detección de actividades, la captura de datos y el procesamiento en tiempo real con una plataforma Smart FM, el Facility Manager ajusta el gasto energético al consumo real del edificio. 

El binomio entre IoT y el control a través de una plataforma Smart FM optimiza aún más esta gestión. La energía se gasta en el nivel adecuado, donde y cuando el ocupante la necesita. 

Los datos recogidos permiten la supervisión continua de los equipos, la detección temprana de anomalías y la realización de un mantenimiento rápido y predictivo. ya Teniendo en cuenta el coste medioambiental del mantenimiento tardío, estos sistemas resultan necesarios. 

El uso de los datos en un sistema automatizado de informes permite supervisar en detalle el rendimiento de los equipos para elaborar o adaptar un plan energético. Los Facility Managers controlan las emisiones de carbono y el consumo de energía, y pueden tomar rápidamente decisiones correctas para reducirlos.

 

data ordinateur

El Facility Manager al rescate de la conformidad

Según el último barómetro sobre el rendimiento energético de los edificios publicado por el Observatorio del Inmueble Duradero, el consumo de energía en las oficinas disminuyó un 5% en 2021 con respecto al año anterior. 

Las emisiones de gases han disminuido un 2,5%. A pesar de este descenso, las empresas siguen sin esforzarse lo suficiente por cumplir las numerosas obligaciones legales. Además de los objetivos de reducción de gases de invernadero, las oficinas tienen dos obligaciones principales:

  • Reducir el consumo de energía en un 40% para 2030.
  • Cumplir el decreto BACS sobre la automatización y el control de los equipos que consumen energía, como la calefacción y el aire acondicionado, antes del 1 de enero de 2025.
 

 ¡En otras palabras, este último decreto tiende a hacer obligatorio el uso de una plataforma Smart FM!

« La medida del impacto medioambiental, el seguimiento de los KPI y un mínimo de trazabilidad se están convirtiendo en algo esencial en el contexto actual. Nuestra plataforma MoveWork Flow proporciona indicadores y un cuadro de mando que se alimenta automáticamente con los datos recogidos. Por supuesto, puede supervisar y ajustar su estrategia inmobiliaria en función de sus resultados. También puede demostrar en cualquier momento que cumple la ley. De hecho, siempre está preparado para una auditoría. »

Patrick Tavaris
Présidente MoveWORK

DESCARGE EL barómetro COMPLETO

Una plataforma Smart FM para mejorar la cualidad de vida de los ocupantes

Asian,Businesswoman,Sitting,Working,On,Laptop,In,Office.,Tax,,Accounting,

Los equipos de Facility Management contribuyen al desarrollo de las acciones RSC de las empresas. No olvidan tampoco el aspecto social de esas estrategias y mejoran continuamente la experiencia de los ocupantes. 

El barómetro JLL 2022 sobre las preferencias de los empleados en el trabajo nos recuerda que una cuarta parte de los empleados podría dejar su trabajo por razones relacionadas con la calidad de vida en el trabajo. La salud y el bienestar son la segunda prioridad para los empleados, por delante del salario. 

Los ocupantes valoran a las empresas que pueden cumplir sus compromisos de RSC. Los talentos eligen su empresa en función de estos mismos compromisos. Exigen transparencia y valoran más el sistema de trazabilidad y el cuadro de mandos incluidos en las plataformas Smart FM.

El Facility Manager contribuye en gran medida a cumplir los compromisos de RSC y a mejorar la experiencia de los empleados. Un edificio inteligente debe ofrecer las mejores condiciones de vida a sus ocupantes y permitir el cuidado de los empleados.

La temperatura adecuada, un ambiente saludable, servicios adecuados desplegados en función del uso, son elementos controlados por el Facility Manager. a través de sensores, datos y plataformas conectadas, les utiliza y se convierte en el eje de las estrategias RSC de las empresas.

Descubra MoveWORK Flow

Nuestra plataforma de gestión de Facility Management